27 octubre 2006

¿Quiere un consejo?

¡¡¡No compre cosas que no pueda pagar!!!

Que difícil parece, pero al paso que vamos con el nivel de endeudamiento, bien vale la pena reflexionar un poco al respecto.

Una buena parte de la población mundial consume a costa de aumentar su endeudamiento, sin importarle el costo del crédito, el plazo, la capacidad de pago o la pertinencia del bien que está comprando. Da igual. Las favorables condiciones crediticias lo permiten todo.

El menor costo del dinero, productos sustitutos que compiten agresivamente y la facilidad de acceder al crédito junto con estándares menos exigentes para obtenerlo son los que nos hacen realidad el sueño de un mayor poder adquisitivo. De esta forma el endeudamiento de las familias no ha dejado de crecer.

Durante este año en Chile
, se observó un crecimiento superior al 15% de las colocaciones de consumo bancarias (sept. 2006). Y eso sin considerar que desde 1999 a la fecha se ha observado una fuerte disminución de la participación de la banca en el mercado de los créditos de consumo. A la tradicional oferta de créditos de consumo bancarios, se ha sumado un volumen cada vez mayor de créditos conferidos por casas comerciales, supermercados, compañías de seguros, cajas de compensación y cooperativas de ahorro y crédito, entre otros. Hoy día los oferentes no bancarios de crédito satisfacen un 34% de la demanda, en contraste al 27% de 1999.

De igual forma, la intensificación en el uso de las tarjetas de crédito por parte de las diferentes entidades -tanto bancarias como no bancarias- como medio para canalizan los créditos de consumo, son los otros responsables de que miles de familias (cientos de miles, tal vez) padezcan del endeudamiento excesivo. Si bien ambos tipos de oferentes de crédito han incrementado en forma importante el número de tarjetas emitidas, los emisores no bancarios muestran un mayor incremento y mayor participación, cercana al 73%.

En fin, para que darle más vuelta si el panorama para el 2007 se ve igual. Y si usted está ahogado en deudas como la gran mayoría de los chilenos, les dejo un divertido video. Y recuerde:

Comprar, comprar que el mundo se va a acabar..... pero al contado. ¿Cómo?. Observe el video y luego conversamos.


2 comentarios:

Jorge Pareja dijo...

Saludos Esther,
Te comento que aquí en Perú, corporaciones de capitales chilenos como SAGA-FALABELLA han acumulado tanto capital a traves de préstamos que ahora son una banca y entran a competir de lleno en el sector bancario.

Esther Croudo Bitrán dijo...

Lo mismo ocurrió en Chile...el negocio bancario es un muy buen negocio.

Saludos